Consejos antes de montar un ordenador a piezas

Aunque montar un ordenador a piezas a priori puede parecer complicado, la verdad es que con tanta información que hay en internet sobre este tema, resulta bastante más fácil de lo que parece. Montar tu propio ordenador a piezas te permite personalizar cada aspecto de tu máquina según tus necesidades y preferencias. Sin embargo, antes de sumergirte en el mundo de los componentes y las tarjetas gráficas, hay varios factores clave que debes considerar. Desde el rendimiento de los FPS de tu pantalla hasta el presupuesto disponible, aquí te presentamos una guía completa para asegurarte de tomar las decisiones correctas al ensamblar tu ordenador.

FPS de tu pantalla: ¿Por qué es importante?

Uno de los aspectos esenciales a considerar es la tasa de fotogramas por segundo (FPS) que tu pantalla puede manejar. La fluidez de tus juegos y aplicaciones dependerá en gran medida de este factor. Asegúrate de elegir componentes que sean compatibles con la resolución y la frecuencia de actualización de tu pantalla para obtener una experiencia de juego fluida y sin interrupciones. El error más común al montar un ordenador a piezas es que compramos los componentes más potentes, con la intención de que será la mejor opción; sin embargo, si no tienes en cuenta los FPS que tu pantalla puede mostrar, estarás malgastando tu dinero y desaprovechando la potencia de tu ordenador. Supongamos que tu tarjeta puede ejecutar los juegos hasta 144 FPS sin mucho esfuerzo pero tu pantalla solo es capaz de mostrar 60 FPS, aquí es donde se crearía un cuello botella y estarías desaprovechando el potencial de tu tarjeta gráfica.

¿Qué usos le vas a dar a tu ordenador?

Antes de elegir los componentes, reflexiona sobre cómo planeas utilizar tu ordenador. ¿Será principalmente para juegos intensivos, edición de vídeo, programación o simplemente para tareas básicas? La respuesta a estas preguntas influirá en las especificaciones que necesitas. Por ejemplo, si eres un jugador ávido, es esencial invertir en una tarjeta gráfica potente y un procesador capaz de manejar gráficos exigentes.

Si eres apasionado a los videojuegos, enumera los juegos que quieres jugar

Si tu objetivo principal es jugar a videojuegos primero haz una lista de los juegos que deseas jugar. Investiga los requisitos de sistema recomendados para cada juego y utiliza esa información para seleccionar componentes que puedan manejar esos títulos de manera eficiente. Esto te ayudará a evitar sorpresas desagradables cuando inicies tus juegos favoritos. Existe una página que recoge la mayoría de juegos actuales y te muestra los requisitos mínimos y necesarios para que pueda ejecutarse correctamente. Esta página se llama CanYouRunIt. Para saber los requisitos de los videojuegos solo tienes que pinchar en alguno y te mostrarán los requisitos.

Requisitos mínimos y recomendados para el videojuego Call of Duty: Warzone

Establece un presupuesto de acuerdo a tus necesidades

Establecer un presupuesto claro es crucial para evitar gastos excesivos y mantener un equilibrio entre el rendimiento y el costo. Investiga los precios de los componentes y ajusta tus expectativas en consecuencia. Prioriza los componentes que impactarán más en el rendimiento según tus necesidades, y considera la posibilidad de invertir en mejoras futuras para prolongar la vida útil de tu ordenador. Aunque no lo parezca la fuente de la alimentación es una pieza muy importante del ordenador, ya que si esta falla, puede estropear todo el ordenador, por esta razón, no escatimes en el precio de esta pieza.

¿Piezas nuevas o de segunda mano?

Esta es una decisión importante que afectará tanto el rendimiento como la confiabilidad de tu ordenador. Las piezas nuevas suelen tener garantía y un rendimiento constante, pero las piezas de segunda mano pueden ser más económicas. Si optas por piezas de segunda mano, investiga cuidadosamente, compra a vendedores confiables y asegúrate de que los componentes estén en buenas condiciones. De ser posible compra piezas que solo hayan tenido un dueño, y mejor aún si conservan la caja original. Intenta pedir la factura de comprar para comprobar la autenticidad. Si vas con mucho cuidado es casi imposible que te intenten timar.

¿Qué programas vas a usar?

Considera las aplicaciones y programas que planeas utilizar en tu ordenador. Algunos programas, como los de edición de video o diseño gráfico, pueden requerir especificaciones más altas. Asegúrate de que tus componentes sean compatibles con los requisitos de sistema de las aplicaciones que necesitas para evitar problemas de rendimiento y compatibilidad.

Conclusión

Montar tu propio ordenador a piezas puede ser una experiencia gratificante y personalizada. Sin embargo, antes de comenzar, es fundamental considerar una serie de factores clave, como la tasa de FPS de tu pantalla, tus necesidades específicas, el presupuesto disponible y la elección entre piezas nuevas o de segunda mano. Siguiendo estos consejos, estarás en camino de construir un ordenador que cumpla con tus expectativas y requerimientos. ¡Disfruta del proceso y del resultado final!